Todo el apoyo a choferes auto-convocados


Por Elías Noyola

La bronca de las bases no deja de crecer entre los trabajadores del transporte, como sucede en Buenos Aires, donde los auto-convocados, como los de la 60, 540/553, 148,41 y una larga lista de activistas y cuerpos de delegados, son la vanguardia de la lucha por un salario igual a la canasta familiar y condiciones sanitarias adecuadas. Zona norte, oeste y sur están siendo testigos de una gran demostración de fuerza que va ganando simpatía entre las bases, con asambleas y piquetes, que dejan al descubierto la traición de Fernández en su intento de cerrar otra paritaria miserable, pero también de la falsa oposición de Bustinduy, que juega para las patronales.  

Las cámaras empresarias amenazaron con un lock out patronal, en busca de nuevos subsidios,  que desde el ministerio de transporte respondieron comprometiéndose a realizar nuevos desembolsos que, como siempre, irán a parar a las arcas empresariales, no de los trabajadores. ¡Si hay plata para ellos, tiene que haber para los compañeros y las compañeras del transporte!  Tanto el gobierno de Alberto Fernández, como todas las alas de la burocracia sindical, coinciden en descargar la crisis sobre las espaldas de los trabajadores, cerrándole el camino a una paritaria que permita recuperar aunque sea una parte del poder adquisitivo perdido durante estos meses.  

Hay que rechazar estos planes, profundizando el camino de la auto-convocatoria junto con la exigencia a la UTA de que llame a un Paro Nacional con movilización. Hace falta un Plan de Lucha, como el que llevaron adelante los trabajadores y las trabajadoras de la Salud de Neuquén, que con semanas de paro, piquetes y cortes de ruta, rompieron el acuerdo que habían firmado los burócratas estatales, imponiendo un 53% de aumento. Es hora de preparar una gran movilización al centro político, que exprese toda la fuerza de los autoconvocados del transporte. 

También es tiempo de votar delegados paritarios que respondan a las asambleas de base y sean parte de las mesas de negociación, mandatados para exigir un igual a la canasta familiar. ¡Llego el momento de construir un reagrupamiento de lucha en todo el gremio, que levante un programa independiente de la burocracia y las patronales! Desde nuestra organización nos ponemos a disposición de esta importante pelea, apoyando todas las demandas de los compañeros y las compañeras del transporte. ¡100 mil ya o paro y plan de lucha! 

Volver a página principal

Comentarios