Alberto, Cristina y los suyos, les piden "moderación" a los criminales sionistas ¡Cómplices!


Por Musa Ardem

El gobierno argentino está siendo presionado -por la embajada de Israel- para que vaya más a fondo con su apoyo a la agresión del ejército sionista contra el pueblo palestino, reclamándole que denuncie a quienes se defienden de los ataques israelíes como “terroristas”. Para eso, desde la embajada han salido a criticar el texto publicado por la cancillería, que tomó como propio el que poco antes fuera emitido por el portavoz del Secretario General de las Naciones Unidas, Stéphane Dujarric:

"El Secretario General está profundamente preocupado por las graves escaladas en el Territorio Palestino Ocupado e Israel, incluida la última escalada en Gaza, que se suma al aumento de las tensiones y la violencia en la Jerusalén Oriental ocupada. Le entristece profundamente enterarse del número cada vez mayor de víctimas, incluidos niños, de los ataques aéreos israelíes en Gaza, y de las muertes israelíes por cohetes lanzados desde Gaza (hay hasta este miércoles al menos 58 muertos, muchos de ellos menores). Las fuerzas de seguridad israelíes deben ejercer la máxima moderación y calibrar su uso de la fuerza. El lanzamiento indiscriminado de cohetes y morteros contra centros de población israelíes es inaceptable. 

Alberto, Cristina y los suyos, siguiendo los pasos de las ONU -que no hace otra cosa que representar a las principales potencias imperialistas- ponen en un plano de igualdad a la resistencia heroica que lleva adelante el pueblo agredido, con los golpes perpetrados por uno de los ejércitos más poderosos del mundo, a cuyos jefes convocan a “calibrar su uso de la fuerza”. ¡Hipócritas, los escasísimos y limitados misiles que utilizan los palestinos, la mayoría de los cuales son destruidos antes de caer en el blanco, son insignificantes frente a las armas sofisticadísimas del sionismo!

La resistencia palestina, que está dando comienzo a una nueva Intifada, sucede principalmente en las calles de Gaza y Cisjordania, donde miles se enfrentan a los soldados israelíes con palos, gomeras y piedras. Sin embargo, esos valientes compañeros y compañeras cuentan con algo más importante, que es la solidaridad del movimiento de masas internacional, que se está movilizando, o se prepara para hacerlo, en las principales capitales del mundo, gritando su odio contra las políticas de exterminio racistas perpetradas por el Estado de Israel.

Desde el Comité de Enlace que hemos puesto en marcha con la Corriente Comunista Revolucionaria Internacional, que tiene presencia en 12 países de todos los continentes, hacemos un llamado a las fuerzas y personalidades democráticas, de izquierda, antiimperialistas y populares, a marchar hoy, a las 17 horas, a la embajada de Israel en Buenos Aires -Chacabuco y Avenida de Mayo- para repudiar sus crímenes, expresar la solidaridad con el pueblo palestino y, en ese marco, exigirle al gobierno que rompa relaciones con el Estado Sionista.

Volver a página principal 

Comentarios