Beirut... ¡Estalló la Revolución, viva la Revolución!

Por Musa Ardem

Beirut. Los manifestantes han tomado el Ministerio de Asuntos Exteriores y lo han erigido como centro de la revolución durante la manifestación convocada este sábado para exigir que las autoridades libanesas abandonen sus asientos en el Gobierno tras la catástrofe provocada por la explosión del pasado martes que ya alcanza los 158 fallecidos y más de 6.000 heridos. (El Páis, España, 8 de agosto)

De acuerdo a esta misma fuente, Los asistentes, que han bautizado la jornada como el “día del juicio”, han entrado también en el Ministerio de Economía y en el de Medio Ambiente, se dirigen hacia las casas de los ministros e intentan alcanzar el Parlamento en la manifestación más agresiva contra los políticos en los últimos nueve meses de protestas. El primer ministro, Hassan Diab, ha llamado a celebrar elecciones parlamentarias anticipadas como única solución en respuesta a la aclamación popular.

Los manifestantes, que son miles, están colgando en las plazas y en las calles decenas de horcas, que significan un mensaje más que claro para los/as de arriba. “Son para los políticos, que han robado y ahora tienen sangre de inocentes en las manos” (El Páis) A contrapelo de los análisis de los políticos de la burguesía y los excépticos de izquierda, la cuarentena mundial lejos de frenar el proceso de rebeliones, luego de demorarlo unas cuantas semanas, lo exacerbó.

¡Que lo digan sino las masas libanesas, que están en las calles, azuzadas por el ajuste, la pandemia y, horas atrás, una explosión que arrasó buena parte de la capital! Los revolucionarios y las revolucionarias consecuentes saludamos este nuevo salto de calidad en la lucha obrera y popular, que forma parte del ascenso que continúa recorriendo Medio Oriente, muy a pesar de los dictadores de la región, para cuyas cabezas también están dirigidas las horcas que cuelgan los/as jóvenes del Líbano.

Comentarios

  1. "Lo que está aconteciendo en estos momentos en Líbano no es una revolución, como dice en este artículo breve, sino una revuelta -con límites y contradicciones- que forma parte de un "periodo bisagra" entre la contrarrevolución y una posible situación revolucionaria, histórica y mundialmente hablando."

    Publicado en la página de Facebook de "Proletarios Cabreados".
    https://www.facebook.com/ProletariosCabreados/posts/172759514462278

    ResponderBorrar
  2. A propósito de la violenta revuelta que está aconteciendo estos días en Líbano, con tomas de ministerios, molotovs contra los policías, y horcas simbólicas en plazas y calles para los políticos (todo lo cual es necesario y plausible pero no suficiente), compartimos la siguiente reflexión crítica, porque las revueltas proletarias necesitan criticarse y superarse a sí mismas:

    《Las comunidades del capital se vuelven insignificantes cuando las atacamos, y las atacamos mostrando su insignificancia. El racismo y el sexismo se vuelven repulsivos cuando los trabajadores y trabajadoras de diferentes razas se juntan para luchar contra sus enemigos de clase. Y esa lucha se hace más efectiva cuando incluye a compañeros de distintas "comunidades". Ya no habrá necesidad de algo que nos permita comprar y vender los productos que necesitamos -el dinero- cuando no sea necesario medir el tiempo de trabajo almacenado en esos productos. Esto solo será realidad cuando hagamos las cosas porque hay necesidad de ellas, y no para venderlas o comercializarlas. Entonces no será necesario que un gobierno maneje a la sociedad, la sociedad ya no estará dividida entre jefes y fuerza de trabajo: la gente manejará su vida por sí misma. Entonces no necesitaremos comunidades de raza o nación; seremos una comunidad humana; la sociedad no estará dividida entre ricos y pobres. La forma de alcanzar esa sociedad es luchando contra las condiciones de vida actuales. Esa tendencia a formar una comunidad de lucha contra esta forma de vida -es decir contra el trabajo, el dinero, el intercambio de mercancías, las fronteras, las naciones, los gobiernos, la policía, la religión, la raza...- a veces se le ha llamado comunismo.》

    Cuadernos de Negación N° 1: Trabajo - Comunidad - Política - Guerra (http://cuadernosdenegacion.blogspot.com/2009/09/nro-1-trabajo-comunidad-politica-guerra.html)


    Publicado en la página de Facebook de "Proletarios Cabreados".
    https://www.facebook.com/ProletariosCabreados/posts/172785887792974

    ResponderBorrar
  3. Una verguenza de articulo. Revolución? Si, ya

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Comentario de "Proletarios Cabreados":

      "En nuestra breve introducción crítica a este artículo (cuestionable desde su título y su fuente pero que posee información de interés) decimos claramente que se trata de una revuelta (esta y todas las revueltas desde el año anterior hasta la fecha) que forma parte de un periodo histórico transitorio entre la contrarrevolución que existe desde los 80s hasta hoy día y una posible situación revolucionaria de aquí en adelante. Decimos posible situación revolucionaria e incluso un "tercer asalto histórico del proletariado contra la sociedad de clases" (como dicen unos compañeros de la región chilena), porque el ascenso de luchas proletarias en todo el mundo lo hace posible, pero no inevitable: el resultado final depende de la misma lucha de clases en curso, es un proceso abierto y contingente, como todo proceso histórico y decisivo de la lucha de clases (1848-52, 1871, 1905, 1910, 1917-23, 1936-37, 1968-1982, etc.). Por tal razón no es una revolución. Más bien es un error afirmar que lo es, porque eso es confundir la ilusión o el deseo con la realidad. No se trata de "esperar" nada sino de ser objetivos, sobrios y críticos en el análisis de las situaciones, precisamente para saber enfrentar y realizar las tareas revolucionarias que estas imponen. Y esto no tiene nada que ver con un concepto idealista o purista (como el de la corriente "comunista" internacional) ni mucho menos "espectacular" de la revolución, porque sabemos bien que una revolución es un proceso histórico-social contradictorio y de desarrollo desigual, que contiene revueltas, insurrecciones, guerras civiles, derrotas, retrocesos, estancamientos, avances, nuevas batallas, rupturas, saltos, victorias. Sin embargo, un periodo contrarrevolucionario, a pesar de la paz de los cementerios que le caracteriza, también contiene revueltas e insurrecciones esporádicas. La lucha de clases es permanente o un continuum cuyo grado de intensidad y alcance varía histórica y geográficamente. Entonces, lo que diferencia cualitativamente a un periodo histórico de otro, o lo que determina el devenir dialéctico de la contrarrevolución en revolución y viceversa, es la correlación de fuerzas entre las clases precisamente para conservar o subvertir las relaciones de clase. Y hoy por hoy, esta correlación de fuerzas apenas se está comenzando a alterar debido al ascenso de luchas proletarias contra el Capital-Estado mundial, el cual todavía tiene la sartén por el mango en el plano histórico-mundial y cotidiano. Tal vez por eso te parece un "proceso histórico confuso". Por nuestra parte, en cambio, tenemos claro que el actual periodo histórico de catástrofes y revueltas es un "periodo bisagra" (como dicen unos compañeros de la región española) o periodo transitorio y abierto, que no hay que verlo estáticamente como una fotografía sino dinámicamente como una película.
      Para ampliar y profundizar más al respecto, recomendamos leer y discutir este texto de los compañeros del grupo Barbaria, "Oleada mundial de revueltas y situación revolucionaria"."

      Borrar

Publicar un comentario