Yanquis bombardean Afganistán, e IS moviliza contra el Talibán


Por Musa Ardem

Según informan desde el sitio de Izquierda Socialista: El lunes 23 de agosto se llevó a cabo un acto frente a la Cancillería en solidaridad con el pueblo afgano y en especial con las mujeres y disidencias de ese país. El mismo fue convocado por la agrupación de Mujeres Isadora e Izquierda Socialista/FIT Unidad bajo la consigna “Ni régimen talibán ni injerencia imperialista”.

De la actividad participaron varias candidatas de Izquierda Socialista del Frente de Izquierda Unidad lista 1A Unidad de la Izquierda. La diputada nacional Mónica Schlotthauer, la legisladora porteña Mercedes de Mendieta y la candidata Mercedes Trimarchi fueron recibidas por el embajador Pablo Tettamanti a quien le entregaron una carta en la que se exige el no reconocimiento del gobierno talibán.

Cuando las tropas de los Estados Unidos y de otras potencias continúan actuando en terreno afgano, Izquierda Socialista, en vez de marchar para consolidar la derrota militar de los dueños del mundo, exigiendo su expulsión total, agitan el no reconocimiento del gobierno talibán, coincidiendo en los hechos con la línea política de Biden y compañía.

¡La consigna contra la injerencia imperialista de IS es, en los hechos, un taparrabos de su orientación central, que marcha por otro carril! Por eso movilizó sin decir nada sobre esta cuestión, que horas después se concretó a través de ataques -con drones contra supuestos integrantes de ISIS- que masacraron a decenas de vecinos y vecinas pobres de la región a donde cayeron las bombas.

El presidente de EE. UU., Joe Biden, prometió este sábado lanzar nuevos ataques contra la filial del autodenominado Estado Islámico en Afganistán (EI-Khorasar), en represalia por el mortífero atentado del pasado jueves en el aeropuerto de Kabul. Las declaraciones se produjeron horas después de que su Ejército bombardeara posiciones del EI. El mandatario también advirtió de nuevos ataques en la capital, citando a sus comandantes en el terreno. (BBC, 28 de agosto)

Somos enemigos irreconciliables de los talibanes. Desde esa ubicación, que es de principios, reconocemos la importancia de la lucha antiimperialista, como la que tuvo y aún continúa en Afganistán, situación que nos obliga a agitar la necesidad de echar a todos los efectivos de las grandes potencias y rechazar la injerencia de otros imperios, como el Chino.

Los revolucionarios y las revolucionarias consecuentes debemos trazar rayas con el Talibán, proponiendo la perspectiva de un gobierno Obrero, Campesino y Socialista y de una Federación de Estados o Regiones Autónomas de la región. ¡Eso es lo que hizo Izquierda Socialista frente a la Revolución Siria, uniéndose -en el terreno militar- con la resistencia que combatía al genocida Bashar al Assad, sin por eso dejar de delimitarse de los sectores más retrógrados! La dirección de IS parece haber olvidado esta práctica.

Volver a página principal

Comentarios