FMI, Putin y la campaña electoral argentina


Por Damián Quevedo

Hay dos asuntos que desvelan al gobierno nacional, tanto a Alberto como a Cristina -presidente y vice, en el orden que el lector prefiera- son las vacunas y el próximo acuerdo con el FMI. Las primeras, porque servirían para crear la sensación de que su política central, casi la única, tuvo algún éxito en el combate contra el coronavirus. El otro tema, porque significa la búsqueda de cierto oxígeno para la economía, por lo menos durante las elecciones.  

El Presidente y la Vicepresidente creen que la aplicación sistemática de la dosis 2 de la vacuna Sputnik V y la cancelación de los vencimientos de la deuda de capital -de septiembre y diciembre- son hechos clave que permitirían la victoria electoral del oficialismo en todo el país. (Página 12, 26 de julio)  

Ambos mandatarios quedaron más preocupados, después de haber leído un informe reservado que se escribió en la Jefatura de Gabinete asegura que ningún Gobierno -de derecha o izquierda- triunfó en elecciones durante la pandemia del COVID-19. Y a esa conclusión política- sanitaria, Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner le añadieron su propia experiencia militante: si el dólar sube, la clase media vota en contra. (Infobae 26 de julio)  

Por esa razón, que es concreta, en el actual contexto de crisis general y a menos de siete semanas para las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), el Presidente y la Vicepresidente tomaron decisiones relacionadas a su estrategia electoral, que involucran a Vladimir Putin y al Fondo Monetario Internacional (FMI).  

Putin debería cumplir sus promesas y enviar millones de vacunas Sputnik V (dosis 2) que adeuda por contrato a la Argentina. Y el FMI tendría que remitir al Banco Central cerca de 4.500 millones de dólares en Derechos Especiales de Giro (DEG) para cancelar los vencimientos de capital previstos para septiembre y diciembre de 2021. Es decir: Alberto Fernández y CFK ya tienen slogan para la campaña electoral: vacunar y pagar. (Infobae, 27/07/2021).  

Sin embargo, la posibilidad de que Rusia y el FMI cumplan está necesariamente atada a aspectos que escapan al gobierno. Putin no está exportando vacunas, ni cumpliendo sus acuerdos, probablemente porque la capacidad productiva de sus laboratorios no alcance el nivel necesario y porque, además, debe estar tratando de cubrir la demanda interna. El acuerdo con el FMI está más cerca y con él llegarán nuevos desembolsos, para que funcionen de pulmotores en estas elecciones. ¡Argentina deberá pagar de acá a fin de año, 5000 millones de dólares! 

El organismo, a su vez, girará al país 4300 millones a fines de agosto o principios de septiembre por la capitalización que decidieron las principales potencias, a modo de socorro de los países asociados por la crisis sanitaria. No se trata de un préstamo, porque no son divisas que haya que devolver. Es un auxilio excepcional, como se implementó en 2008 tras la crisis financiera internacional con epicentro en Estados Unidos. (Página 12 24/07/2021).  

Este dinero es parte de un salvataje que el FMI otorgará a los países llamados "en desarrollo", para paliar la crisis, una confesión de parte sobre la verdadera situación de la economía mundial, que es el marco en el que acontecerán las elecciones de medio término, situación que debería ser aprovechada por la izquierda, especialmente el FIT, para agitar con fuerza la necesidad de acabar con estas políticas anti-obreras y antipopulares, siguiendo el camino de las rebeliones que explotan en el resto del mundo.  

El otro aspecto que tendrían que denunciar los candidatos y candidatas del Frente de Izquierda es la campaña contra las libertades democráticas, similar a la que agita Macron en Francia, mediante la implementación del “pasaporte sanitario”. Miles ganaron las calles de Francia, Grecia y otros países, cuestionando la aplicación del "Green Card", que será utilizado para estigmatizar a sectores de la clase trabajadores y el pueblo pobre, principalmente inmigrantes.

Volver a página principal

Comentarios

Publicar un comentario