Voto nulo del PO-T en Jujuy, una línea equivocada


 


Por Juan Giglio

La Tendencia del Partido Obrero, encabezada por Jorge Altamira, llamó a anular el voto en Jujuy, proponiendo meter en las urnas una boleta “programática”. Esta táctica, en los hechos constituyó un boicot a la campaña del FIT, que finalmente obtuvo buenos resultados, ganando el tercer puesto en toda la provincia, el segundo en algunas localidades y un triunfo resonante en la ciudad de Palpalá.

Los argumentos del PO-t son comprensibles, aunque injustificables: Mientras la personería partidaria estuvo en manos de los militantes del PO jujeño, o sea de los mismos que consiguieron la legalidad que ahora les arrebata el aparato por medio de un juez, nuestra Tendencia estaba en el FIT, actuaba como FIT y el PTS nos proponía la formación de una lista del FIT en Jujuy. Lo mismo repitió Nicolás del Caño en una visita a la provincia.

Pero, como diría Macri, ‘pasaron cosas’: días antes de la inscripción de alianzas, el aparato nacional del PO se presentó a la Justicia para pedir la intervención del distrito –en consecuencia, el FIT U jujeño terminó inscribiéndose entre el PTS, el MST y la intervención judicial de una dirección paralela, no votada por nadie, que fue designada a dedo para manejar la legalidad partidaria. (Nota de Marcelo Ramal en el sitio del PO Tendencia)

Nuestra organización, apenas explotó la crisis del Partido Obrero, tomó partido, solidarizándose con la defensa del derecho a conformarse como “fracción pública” defendido por Ramal, Altamira y sus camaradas. Lo hicimos, a pesar de no coincidir con buena parte de sus orientaciones, como por ejemplo la demanda de una cuarentena más estricta que las que impuso el gobierno.  

Desde esta ubicación cuestionamos a la Tendencia por no haberse sumado a la campaña del FIT, aportando a sus militantes, que deben ser más que los del PO oficial, tal como lo explica Ramal en su artículo. Si lo hubiesen hecho, hoy no sólo tendrían una gran autoridad frente a la vanguardia y la militancia de izquierda, sino una mejor ubicación para seguir defendiendo sus derechos democráticos internos.

Reiteramos nuestro llamado al Frente de Izquierda, para que abra las puertas de su alianza electoral a las organizaciones que levantamos las banderas del Socialismo, comenzando por la Tendencia del PO y el Nuevo MAS, cuyas direcciones tienen que dejar de lado actitudes sectarias, como las que tuvieron lugar en Jujuy. Es que, de concretarse, esta unidad servirá para capitalizar la dinámica "hacia la izquierda", que está recorriendo el continente. 

Nuestro partido seguirá bregando por esta táctica, sin dejar de lado sus profundas diferencias con los partidos que conforman el FIT, la Tendencia y el Nuevo MAS. Por esto, combinaremos el llamado a votar a la izquierda -que esperemos se unifique- con una campaña propia, a través de la cual agitaremos nuestro programa y llamaremos a construir nuestro partido, a nivel nacional e internacional.

Volver a página principal

Comentarios