El papel de las nuevas tecnologías en el desarrollo de la consciencia obrera


Por Ernesto Buenaventura 

Aunque se afirme que "estamos hechos de sueños", construimos buena parte de nuestra consciencia con palabras, desde el lenguaje articulado, una herramienta que además de comunicarnos facilita la creación de conceptos, esas generalidades que agilizan el funcionamiento del “disco rígido” de nuestro razonamiento. Cuando este proceso comenzó a suceder, en épocas en que nuestros ancestros empezaron a ponerle nombre a todo, abandonamos la etapa primitiva donde los pensamientos se construían casi exclusivamente con imágenes, como sucede con la mayoría de los animales. 

Según indicaba Lev Vygotsky, la sociedad le proporciona al niño los “mediadores” que emplea, a lo largo de su vida, para relacionarse con los objetos y las personas. Tal es el caso de las herramientas artificiales -productivas- y los signos, que son también artificios, surgidos en las primeras sociedades de cazadores recolectores.  Para este psicólogo revolucionario ruso, en los procesos de “interiorización”, con los que se construye la conciencia individual y social, participan todos estos instrumentos, particularmente el lenguaje articulado, de carácter simbólico. (Leer todo)

Comentarios