Sobre el jubilado justiciero... dos miradas opuestas en las filas de la izquierda

Por Claudio Colombo

El ajusticiamiento de un ladrón e integrante de la barra brava de Quilmes, por parte de un jubilado cansado de que lo roben, causó conmoción y cosechó la simpatía de amplios sectores obreros y populares que a diario sufren el ataque de estos marginales, que los asaltan, violan, lastiman o matan, sin que la policía -dedicada principalmente a defender los intereses de los ricos- haga algo para frenar el accionar de estas bandas.

Un sector de la izquierda y del progresismo, como el PTS, el PO, el MST, los periodistas de Página 12 y otros, salió con los tapones de punta a condenar el accionar del jubilado, caracterizándolo como el exponente de una tendencia "derechista" o reaccionaria. Esta gente, de conjunto criticó la ausencia del "estado" frente este tipo de sucesos, reclamo que fue rápidamente contestado por el gobierno, cuyos funcionarios ordenaron el despliegue de fuerzas federales para cubrir esa "falta de presencia".

Aunque desde nuestro partido no alentamos respuestas individuales frente a este tipo de ataques, sino el ejercicio colectivo de la autodefensa obrera y popular, nos ubicamos del lado del jubilado, entendiendo que su reacción no expresa un corrimiento del movimiento de masas hacia la derecha, sino todo lo contrario. ¡Lo sucedido en Quilmes es la "punta del iceberg" de una tendencia cada vez más pronunciada hacia la rebelión de los/as de abajo, que no sólo están hartos/as de sufrir este tipo de robos, sino también del que perpetran a diario los/as de arriba, gracias a la política de los gobernantes!

A continuación, reproducimos tres notas relacionados a esta problemática, publicadas en nuestro blog en estos últimos días: (Leer todo)

Comentarios