Una Situación Revolucionaria Inédita recorre el planeta, planteando nuevos desafíos a las organizaciones de izquierda

Desde que estalló el crack económico en 2008 comenzó la crisis más grande de la historia del Capitalismo - que continúa - junto con un ascenso obrero que abarca casi todos los países del mundo, poniendo en jaque a sus respectivos gobiernos. La asunción del "outsider" Donald Trump expresa la debilidad en la que se encuentran los dueños del mundo para afrontar esta nueva realidad. Uno de los fenómenos que hemos analizado es el surgimiento - aún incipiente - como producto  de este cambio en las relaciones de fuerza, de organismos de lucha que tienden a transformarse en herramientas del poder obrero y popular, órganos de carácter "soviético" que deben ser promovidos y alentados por los revolucionarios, ya que en la medida en que se profundice la situación revolucionaria existirán más y mejores condiciones para disputarle el poder a los capitalistas. A fines de 2011 presentamos un texto que plantea esta perspectiva, tomando algunos elementos de la realidad, como la debacle del stalinismo y el conjunto de la burocracia, producida a partir de los acontecimientos revolucionarios de los 90, crisis que resquebrajó el principal aparato de contención de la combatividad obrera. (Leer todo el texto)

Comentarios