Con la detención de Yahbes, el Estado trata de intimidar a la ciencia crítica



Por Juan Giglio

La detención del médico Eduardo Yahbes tiene un claro propósito amedrentador. El Estado trata de demostrar, con esta acción, que la comunidad científica no puede ni debe cuestionar el "dogma" que imparten los grandes laboratorios a través de la OMS y el Ministerio de Salud. El aparato institucional represivo, a través de sus jueces y uniformados, envía un mensaje mafioso e intimidatorio hacia esos cientos de médicos e investigadores que, al igual que Yahbes, se oponen a las políticas sanitarias gubernamentales.

En ese sentido, aquí no existe ninguna grieta, ya que la policía y los jueces que acatan órdenes de Larreta están en total y absoluta sintonía con los requerimientos emanados desde el Poder Ejecutivo Nacional por personajes nefastos -como Pedro Cahn y Carla Vizotti- líderes de la "Fundación Huésped", una institución privada que trabaja para las grandes multinacionales farmacéuticas. Desde Convergencia Socialista reclamamos la libertad de Eduardo Yahbes y el cese de la persecución contra personas de la ciencia que han resulto enfrentar los lineamientos oficiales. 

Hay que abrir un amplio y democrático debate científico, en el que se le otorgue la palabra a todos los sectores que cuestionan las políticas sanitarias del gobierno. Lo que ocurre es más bien lo contrario, ya que los medios no hacen otra cosa que no sea repetir, como loritos, el discurso oficial, desacreditando o directamente insultando a quienes osamos criticar sus planteos. Esto es lo más parecido a una caza de brujas del medioevo, situación que la izquierda y los sectores democráticos, más allá de lo que opinen sobre las vacunas y demás, deben repudiar.

Volver a página principal

Comentarios