Ajuste, represión y pase sanitario, el combo del FMI


Por Damián Quevedo 

El gobierno bonaerense vuelve a estar a la vanguardia en materia de mano dura, no solo por las acciones del “cowboy” Berni, sino a partir de la implementación del “pase sanitario”, una manera de seguirles el rumbo a los regímenes más antidemocráticos de Europa, donde reina el “Green Card”. Este paso hacia la derecha no es casual, ya que Kicillof forma parte del kirchnerismo que pretende congraciarse con el FMI, demostrando que es capaz -aún más que Macri, Bullrich y los suyos- de imponer el plan de ajuste apelando a la receta más tradicional de todas, la represión.  

Por eso, inmediatamente después de que Axel decretara la puesta en marcha del pasaporte Covid, mandó a la bonaerense a desalojar una cooperativa textil de Avellaneda, desplegando un desproporcionado operativo, que incluyó palos, balas, gases y detención de un movilero de Víctor Hugo Morales. ¡Por si acaso, el gobernador le mostró los dientes al sector más “izquierdista” de su propia tropa!  

Luego de la estrepitosa derrota electoral, el peronismo debe demostrar que aún es el partido del orden, que puede hacer lo que no supo ni pudo el macrismo: rebajar salarios en serio, echar a miles e imponer un avance cualitativo de la precarización laboral. El acto del 10 de diciembre, citado por los nacionales y populares, será otro gesto con el que tratarán de mostrar que no existen fisuras en el Frente de Todos a la hora de llevar adelante los dictados del Fondo Monetario Internacional.  

A pesar de la crisis, la misma que acaba de hacer estallar a la UCR, el peronismo intentará cumplir su papel contrarrevolucionario, ya que continúa siendo la fracción burguesa más experimentada en ese  rubro.¡El riesgo de una salida por derecha -la que están probando todos los Estados- no está en Milei ni Espert, que ni siquiera forman parte de un bloque común parlamentario- sino en el actual gobierno, con todo su ropaje y la claque de progres que lo alimenta!  

Este contexto agiganta la importancia de la movilización del 11D convocada por el FITu y prácticamente todas las organizaciones de la izquierda. Convocamos a marchar levantando la bandera de la ruptura con el FMI y el Argentinazo para echarlos a todos e imponer una salida obrera y socialista. Movilizaremos junto a Asambleas del Pueblo y sectores independiente, con los que agitaremos la necesidad de enfrentar al pase sanitario, la obligatoriedad de vacunar y todas las restricciones "sanitarias".

Volver a página principal

Comentarios