A 20 años del 19 y 20 de un Argentinazo que hay que repetir


Por Claudio Colombo

20 años después de las heroicas jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001, a través de las cuales el movimiento de masas echó al gobierno ajustador de De la Rúa, comenzamos a transitar una de enorme crisis entre los de arriba, que empuja la realidad hacia una nueva rebelión obrera y popular. Esto significa la posibilidad de saldar cuentas con los ajustadores, que ahora gobiernan bajo el nombre del "progresismo", en íntima alianza con el macrismos y burócratas sindicales peronistas.

El acuerdo con el FMI significará más hambre, miseria y desocupación, razón por la cual los trabajadores y el pueblo de nuestro país, acostumbrados a pelear contra este tipo de planes, ganarán las calles y se pondrán en sintonía con las rebeliones que están explotando en otros países. Desde el gobierno, igual que el resto del planeta, la burguesía tratará de frenar y contener las luchas asustando a los y las de abajo con el fantasma del Covid y otros engaños "sanitarios".  

La izquierda tiene la responsabilidad y el desafío de denunciar estas políticas y darle forma y contenido a la resistencia, proponiendo un programa Obrero y Socialista y una alternativa de organización política y sindical. Para eso, tiene que darle continuidad al espacio que puso en pie la gran marcha a la Plaza de Mayo contra el FMI, convocando a construir un Centro Coordinador de las Luchas y la Autodefensa, que impulse el nuevo Argentinazo que reclaman las actuales circunstancias. 

Volver a página principal

Comentarios