Italia: portuarios vacunados defienden trabajo de no vacunados (Video)

 Imagen: portuarios vacunados junto a no vacunados tomados de la mano, defendiendo sus derechos

Por Comité de Medios

La mayoría de los gobiernos europeos está implementando el "Green Card" o Pase Sanitario, a través del cual pretenden estigmatizar a una parte de la población, ubicándola en el terreno de los "apestados" y enfrentándola la que se ha vacunado. Esta política, que a los gobernantes les sirve de manera inmediata para frenar -con argumentos sanitarios- a las olas de inmigrantes de África y Medio Oriente, comenzó a ser rechazada por los trabajadores de Francia e Italia.

En Francia fueron los Chalecos Amarillos los que se han puesto al frente de las movilizaciones contra el pasaporte infame, mientras que en Italia han sido los estibadores -arrastrando a otros destacamentos obreros y estudiantiles- quienes pararon los principales puertos de la península. Con sus acciones están defendiendo el derecho de los portuarios no vacunados a seguir trabajando y gozar de las mismas libertades que los y las que decidieron aplicarse las vacunas experimentales. 

En Argentina comenzaron a imponer el pasaporte sanitario 

En Argentina, aunque todavía no lograron legalizar el Pase Sanitario, lo están usando en determinadas áreas, como los espectáculos públicos en donde se restringe la participación sólo a personas que muestran el carnet de vacunación. Esto también sucede en muchos trabajos, como en el Estado, donde las y los docentes de Buenos Aires que quieran acceder a los cargos más precarios, como los denominados "Planes Forte", deben sí o sí demostrar que se han vacunado. 

Como declaramos desde el principio, a pesar de nuestras críticas furibundas a las vacunas experimentales, especialmente aquellas que tienen un componente transgénico, nos manifestamos por no obligatoriedad. En ese sentido, consideramos que deben ser los trabajadores y el pueblo quienes decidan si se las aplican o no. Por esto, apoyamos a los trabajadores de Italia y convocamos a seguir su ejemplo, peleando contra cualquier forma de restricción "sanitaria". 


Comentarios