Julio del 23, el tratado de Lausana, la diáspora kurda y el PKK


Por Musa Ardem

En el mes de julio se cumplirá otro aniversario del Tratado de Lausana, mediante el cual los ganadores de la Primera Guerra se repartieron Medio Oriente, dividiendo una parte de lo que fue el Imperio Otomano, en estados artificiales al servicio de sus intereses políticos y económicos. El pueblo kurdo, que mayoritariamente vive en Irak, Siria, Irán y Turquía, fue una de las víctimas principales del pacto, que profundizó su milenaria diáspora, dando lugar al surgimiento de un combativo movimiento a favor de su independencia o autonomía. 

Desde 1978, al frente del mismo se ubicó el Partido de los Trabajadores del Kurdistán, PKK, jugando un rol dirigente a partir de la explosión de la Primavera Árabe, ya que sus milicias se hicieron cargo del poder en el norte de Siria, o Rojava. Nuestro partido, como impulsor del Comité de Solidaridad con Kurdistán, nunca dejó de apoyar las justas demandas de este pueblo heroico, aunque trazando rayas con su conducción reformista, que terminó yendo a la cola del imperialismo yanqui, con el que comparte el control de Rojava. (Leer todo)

Comentarios