Julio de 2012, la guerrilla kurda tomaba control de Kobane


Por Musa Ardem

Este mes se cumple un nuevo aniversario de la toma de Kobane por parte de las milicias kurdas, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), que ocuparon esa ciudad del norte de Siria, mayoritariamente poblada por personas de esa etnia, el 19 de julio de 2012. La “Primavera Árabe tuvo su apogeo en ese país, donde surgieron cientos de consejos locales que fueron aplastados a sangre y fuego por el régimen genocida de Bashar al Assad, que contó con el apoyo de Rusia e Irán y la “vista gorda” de la mayor parte de la izquierda mundial.

Los consejos locales, organismos de doble poder o “soviéticos”, tuvieron su correlato en territorio kurdo a través de las asambleas populares, que llegaron a controlar varias ciudades, principalmente Qamishlo, la capital de facto del Kurdistán de esa región. El retroceso de la revolución kurda no fue el producto de una masacre, ocurrió debido al papel contrarrevolucionario del Partido de los Trabajadores del Kurdistán, PKK, que aprovechó su prestigio para liquidar el carácter democrático de las asambleas populares, pactar con los EE.UU. y desviar la dinámica socialista del proceso.

A pesar de esto, el pueblo kurdo se apropió de un territorio con el que antes no contaba, donde gobiernan funcionarios ligados al PKK, lo cual no deja de ser una conquista del proceso revolucionario. Desde este lugar, de apoyo incondicional a la lucha del pueblo kurdo contra la opresión milenaria que sufre por parte de las burguesías de Turquía, Siria, Irán e Irak, repetimos que no habrá liberación sin una lucha consecuente contra todas las dictaduras capitalistas de la región y las potencias imperialistas, como Estados Unidos, la Unión Europea, Rusia y China.  

Para avanzar hacia una nueva sociedad, sin opresores ni oprimidos, será necesario construir una Federación de Estados o Regiones Autónomas de carácter obrero y socialista. Desde 2014 en adelante, nuestro partido, Convergencia Socialista, envió delegaciones solidarias para apoyar al pueblo kurdo y, en ese marco, agitar las banderas del Socialismo. En 2015, nuestro compañero Juan Giglio, estuvo en el Kurdistán turco, Bakur, y en la ciudad heroica de Kobane, publicando un libro, varias notas y algunos documentales. En período CS editó un blog, relacionado al proceso kurdo, que se llamaba Kurdistán desde el Sur. 

Volver a página principal

Comentarios