El virus y su "huésped" , el capitalismo, que determina su condición


Por Fran Colo 

La ciencia oficial, financiada por los monopolios imperialistas, está “contaminada” desde su origen, porque los dueños de las corporaciones no la promueven con el propósito de alcanzar la “felicidad del conjunto”, sino para satisfacer lujos y placeres de una pequeña porción de la sociedad, que vive de esa manera debido a la súper explotación que les impone cotidianamente a millones de trabajadores y trabajadoras. 

A pesar de que en su época de ascenso, la burguesía incentivó el desarrollo de la ciencia y la técnica como nunca había ocurrido en la historia humana, ya hace mucho que dejó de jugar ese papel, porque la misma sed de ganancias -que la empujó a desarrollar las fuerzas productivas- la condujo, contradictoriamente, a frenar su desarrollo, limitando cualquier avance en ese sentido. (Leer todo)

Comentarios