¿Moral proletaria o pequeño burguesa? Dos varas para juzgar a un trabajador jubilado

Por Ernesto Buenaventura 

En algunas discusiones dentro de las redes sociales, ciertos simpatizantes o militantes de izquierda han llegado a tildar al jubilado “justiciero” de Quilmes de “asesino” -incluso “fascista”- por haber cometido el “crimen” de acribillar al lumpen que lo torturó e intentó robarle. 

El herrero en cuestión, impulsado por su más que justificable bronca, terminó atrapado en una telaraña política y jurídica que lo dejó en una situación de indefensión, frente a la justicia -que lo puede condenar-, y los amigos o socios para el delito del finado -que podrían vengarse-. (Leer todo)

Comentarios