Ran Bat... el Sol Rojo de una victoria obrera

Los obreros, luego de la victoria, en la fábrica
Por Nico Kobane

En aquel bello poema llamado “El tiempo perdido” Jacques Prevert decía que ante la puerta de la fábrica el obrero se detenía porque el buen tiempo había tironeado de su chaqueta y que ni bien se volvía mirando ese sol rojo y redondo lo veía haciéndole guiños y sonriente en su cielo de plomo. Allí le preguntaba al obrero sino le parecía una burrada regalarle un día como el de hoy al patrón. 
Hoy ante la puerta de esta fábrica en Burzaco estos obreros que han conquistado un triunfo en toda la línea miran hacia atrás, el sol comienza a asomarse entre las nubes... (Leer y ver video)

Comentarios